subfamilia anti stress
Mascarillas de arcilla ¡piel limpia y purificada al instante!
Mascarillas de arcilla ¡piel limpia y purificada al instante!
menu Imprimir Enviar a un amigo Más información Reducir texto Ampliar texto
¿Cansada de los granitos, imperfecciones, brillos y puntos negros en el rostro? Apúntate a las mascarillas de arcilla.




Mascarilla de arcilla con Caléndula 50 ml


Puntos negros, acné, exceso de grasa… las mascarillas de arcilla son perfectas para desintoxicar y oxigenar la piel aportándole salud, suavidad y luminosidad. Aplicadas una o dos veces a la semana, son las mejores aliadas a la hora de eliminar impurezas.

La arcilla, utilizada desde la antigüedad por sus magníficas propiedades cosméticas, está compuesta principalmente por silicatos de aluminio en combinación con otros minerales y oligoelementos. Su poder radica precisamente en ese rico contenido del que puede beneficiarse nuestra piel. No todas son iguales. Sus distintos colores son el resultado de su composición química que dependerá del lugar de donde hayan sido extraídas. Las más comunes y utilizadas son la blanca (caolín), por su alto poder para eliminar impurezas, la roja adecuada para pieles sensibles y de gran capacidad antiinflamatoria y la arcilla verde (algunas a base de algas), especialmente recomendable para pieles grasas.

Casi todas las grandes firmas cosméticas incluyen entre sus productos las mascarillas de arcilla porque son el complemento perfecto a un cuidado facial adecuado. Entre las propiedades beneficiosas que hacen que tras su aplicación la piel luzca más suave y luminosa hay que destacar:

  • Su alto poder exfoliante y su capacidad para ayudar a la regeneración celular.
  • Su acción contra impurezas y toxinas (causantes en la mayoría de los casos de la obstrucción de los poros y la consiguiente aparición de puntos negros y granitos).
  • Su capacidad de absorción, lo que las hace especialmente recomendables para cutis grasos.
  • El aporte de sustancias revitalizantes y remineralizantes que su uso regular proporciona.


En este tipo de mascarillas, la arcilla se suele combinar con otros elementos para aumentar sus beneficios. Su unión con determinados aceites esenciales como el de caléndula, limón, rosa mosqueta, aloe vera o argán, puede potenciar las cualidades de una arcilla concreta incrementándolas de manera notable. Por eso, a la hora de elegir la tuya, debes fijarte en su composición teniendo en cuenta no sólo la clase de arcilla, base de la mascarilla, sino también sus otros componentes (cuidado con las alergias).

Otra opción es hacer tú misma la mascarilla de arcilla. Hoy en día es sencillo encontrar las variedades roja, blanca o verde en herbolarios, parafarmacias y tiendas ecológicas en forma de polvo para mezclar con agua, infusiones, aceites o incluso zumos de frutas u hortalizas.

Un ejemplo de mascarilla de arcilla verde casera, perfecta para eliminar grasa y toxinas en pocos minutos:

  • Pon un pepino en un poco de agua 30 minutos. A continuación mezcla una taza de ese jugo resultante con media taza de arcilla verde y una cucharadita de miel. Haz una masa homogénea y aplica 10 minutos.

¿Cómo? Y ¿Cuándo?
La aplicación de una mascarilla de arcilla es recomendable cada 7-10 días, aunque depende de su composición y de su capacidad (más o menos agresiva) de exfoliación. Debes seguir las indicaciones de cada fabricante (las hay incluso de uso diario) y tener algo de paciencia en el caso de una presencia excesiva de grasa, o acné. La acción de la mascarilla será inmediata.

Tu piel mejorará notablemente en cuanto a suavidad, luminosidad y buen aspecto general, pero cuando existen problemas de este tipo, los efectos se notarán de manera progresiva (no las utilices más de lo indicado porque podrías provocar efectos no deseados como descamación o irritaciones).

Algunos consejos básicos a la hora de la aplicación son:

  • Debes tener la piel limpia y desmaquillada antes de extender la mascarilla.

  • A la hora de prepararla, tanto si es comprada como si es casera, utiliza en las mezclas recipientes y utensilios que no sean de metal.

  • Cuando esté lista, extiende una capa no demasiado gruesa por todo el rostro excepto por la zona de los ojos y la boca. La mascarilla no debe “tirar”. Si notas que a medida que se seca, la sensación de tirantez es excesiva, deberás retirarla (la causa probable es que hayas aplicado demasiada cantidad de producto. La mascarilla debe ser una capa ligera).

  • Déjala actuar el tiempo indicado, lo normal es de 10 a 15 minutos.

  • Retírala con abundante agua.

  • Tras el uso de estas mascarillas, la piel queda extraordinariamente limpia y preparada para recibir todos los beneficios que puede aportarle tu crema hidratante y/o nutritiva habitual.

  • El resultado salta a simple vista.

Autor: MujerdeElite
Fuente: www.mujerdeelite.com
______________________________
Etiquetas: Dermocosmética, Mascarillas de arcilla, Exfoliante, Crema hidratante, Aceites esenciales, Salud, Arcillas, Arcilla verde, Arcilla roja, Arcilla blanca


 
Avatar_usuario
claudia rojas dijo:
excelente
Avatar_usuario
hola dijo:
me gusto.
Avatar_usuario
heylin castillo dijo:
mmmmmmmm excelente
 
 

Artículo relacionado 2012-10-17 13:15:00
Se pueden reducir las cicatrices casi por completo

Artículo relacionado 2012-09-13 12:56:23
Los aceites esenciales contra el acné

Artículo relacionado 2012-08-22 13:18:53
Aceite de Rosa Mosqueta para nuestra piel

Artículo relacionado 2012-08-21 11:49:56
Diferencias entre cremas hidratantes y cremas nutritivas

Artículo relacionado 2012-07-27 09:54:22
Consejos para eliminar el maquillaje y el acné

Artículo relacionado 2012-05-09 12:05:17
¿Por qué la cosmética ecológica es mejor?

Artículo relacionado 2012-02-27 14:14:25
Los olores y el aroma sensual del almizcle

Artículo relacionado 2012-01-24 11:32:42
Como reducir las estrías con cremas antiestrías

Artículo relacionado 2011-08-08 11:37:03
Como cuidar y proteger el cabello en verano gracias a los productos naturales.

Artículo relacionado 2011-06-22 08:17:16
Pelo encrespado: Consejos para evitarlo

Ver_todos_articulos